Presentación

Compartir en
redes sociales


La Biblioteca Electrónica de Ciencia y Tecnología de la República Argentina funciona en el marco de la Subsecretaría de Coordinación Institucional, que depende de la Secretaría de Articulación Científico Tecnológica dentro del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Fue creada en diciembre de 2002 por la Resolución E 253 / 2002, como resultado del Acuerdo Bilateral con Brasil y en concordancia con la Ley 25467 - Ciencia, Tecnología e Innovación y reorganizada en 2008 a través de la Resolución E 454 / 2008.

Su objetivo es brindar acceso, a través de Internet, a publicaciones científicas y técnicas, bases de datos referenciales y demás información bibliográfica nacional e internacional de interés para la comunidad científica.

Durante una primera etapa, contó con la cooperación de la Coordenação de Aperfeiçoamento de Pessoal de Nível Superior del Brasil, que brindó su experiencia en el desarrollo del portal y en la negociación con los editores. Además, contó con el apoyo financiero del "Programa de Modernización Tecnológica II" del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

A partir del año 2004, la entonces Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva afrontó los costos de suscripción de la Biblioteca con fondos de su propio presupuesto. Con la creación del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva en 2007, la Biblioteca Electrónica fue incorporada como ítem fijo dentro del presupuesto, cambiando su estructura organizativa.

Asimismo, en el ámbito de la Biblioteca Electrónica, a través del Sistema Nacional de Repositorios Digitales se desarrolla la política de Acceso Abierto del Ministerio. Esta iniciativa, se concreta en acciones puntuales como la creación del Sistema Nacional de Repositorios Digitales, la aprobación y reglamentación de la Ley 26899, la participación argentina en LA Referencia y el lanzamiento de DACYTAR el portal de datos primarios de investigación.

Hoy la Biblioteca Electrónica, con una inversión que supera los 10 millones de dólares al año, asegura el acceso a bibliografía científica especializada a 86 instituciones del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.

Normativa complementaria